Beba

Tres cuartas partes de ser georgiano o de estar en Georgia consisten en un ciclo interminable de tres fases: brindar, beber y comer.

Y, lo crean o no, puede que el brindis sea la parte más importante del ritual. Hay hasta quienes viven de contar historias antes de cada trago en el Cáucaso. El tamada (maestro del brindis) es mucho más que alguien que ameniza las supras (cenas al estilo caucásico que parecen imitar la orografía del lugar: montañas de comida para reventar), es toda una institución que, a veces, cuenta incluso con un ayudante.

“Antes el tamada solía ser el hombre mayor de la familia o alguien muy querido. El mayor de tres hermanos podría ser el tamada en la boda del hermano menor, por ejemplo. Ahora, en pueblos muy lejanos todavía es así. Pero en las ciudades hay un tamada que lo hace porque es su profesión. Por ejemplo actores y presentadores se dedican a ser tamadas y ganan mucho dinero con ello”, me cuenta Yevgine, georgiana de origen armenio.

Mientras escribo esto, en un hostel del barrio azerí de Tbilisi, un chico de Haití, que vive en Estados Unidos, se acerca. Es marine y actor. Ha venido a Georgia a rodar un anuncio y nos invita a beber vino que le ha regalado un soldado georgiano. “Vamos a brindar como hacen en Georgia”, dice Jeffrey, sin saber que estoy escribiendo sobre los brindis en Georgia.

Hablé de tres partes. ¿En qué consiste la cuarta? En la competición. La que sea. Todo aquello comparable o demostrable es un deporte en potencia en Georgia. Comer y beber, también. Hasta el brindis, que al final no es más que una batalla verbal por ser el más gracioso y elocuente de la mesa.

365 razones para beber a diario. En una copistería de Tbilisi.

365 razones para beber a diario. En una copistería de Tbilisi.

 

"Yo no bebo vodka, respiro con él". En una copistería de Tbilisi.

“Yo no bebo vodka, respiro con él”. En una copistería de Tbilisi.

 

Lápida en un cementerio armenio. Joyorni, sur de Georgia.

Lápida en un cementerio armenio. Joyorni, sur de Georgia.

 

Para ver: 

Toastmaster, de Eric Boadella, una película que trata la tradición de los tamada en Armenia.

 

Para ir: 

En Batumi, a orillas del Mar Negro, una fuente emana ‘chacha’ (aguardiente georgiano)